La explosión de la economía de las aplicaciones

Las 'apps' son la tarjeta de presentación de las empresas en la era digital. Un negocio que moverá 189.000 millones de dólares en 2020.
Los usuarios de móviles pasan de media dos horas al día trasteando con aplicaciones. El dato, de la consultora App Annie, constata cómo las apps han cambiado los hábitos de miles de millones de usuarios. Desde que en 2008 Apple inaugurara este negocio con su tienda App Store, se ha creado una auténtica economía de las aplicaciones.
Así, los creadores de utilidades para móviles registraron el año pasado ingresos de 89.000 millones de dólares, una cifra que alcanzará los 189.000 millones de dólares en 2020, según App Annie.
La era de la movilidad ha provocado la aparición de emprendedores con nuevas ideas de negocio -es el caso de WhatsApp Snapchat- y el boom de estudios de videojuegos como Supercell King.
Además, la apuesta por la movilidad (tanto vía aplicaciones como adaptando la web a la navegación móvil) se ha convertido en una prioridad en la agenda de digitalización de cualquier compañía. La inmensa mayoría de los grandes jugadores de sectores tan dispares como la banca, el turismo, la distribución, la tecnología o el entretenimiento tienen aplicaciones. "Las compañías se han dado cuenta de que las apps son la nueva puerta de entrada a sus negocios, una forma de llegar tanto a clientes actuales como a potenciales usuarios", explica Michael Mandel, analista del think tank Progresive Policy Institute (PPI).
Un punto en el que coincide David Martín, director de Estrategia Digital & Mobile de la consultora de estrategia móvil iPhonedroid, quien considera que las apps permiten una experiencia de usuario y navegabilidad "mucho mejor que a través de las versiones responsive de las páginas web". Martín, sin embargo, matiza que las empresas aún "no están aprovechando al máximo" las ventajas que aportan las apps y señala la importancia de tener en cuenta elementos como el posicionamiento correcto en las tiendas de aplicaciones para conseguir mayor activación y descargas, así como la oferta de una experiencia de usuario o cliente "excelente".

ADOPCIÓN

La apuesta por el canal móvil es común a todo tipo de compañías, tanto las empresas de la era digital como Facebook (obtiene el 80% de sus ingresos publicitarios a través del móvil), como las de la economía tradicional. Por ejemplo, BBVA España cuenta con 2,5 millones de clientes móviles, un 40% más que hace un año. Mientras, en ING aseguran que un 25% de sus clientes utiliza exclusivamente el móvil para contactar con el banco.
Los usuarios de móviles utilizan de media más de 30 aplicaciones al mes, según App Annie.
En turismo, la app de Ryanair genera cada día más de 15.000 tarjetas de embarque. En retail, se estima que el 31% de las ventas mundiales se realizan vía móvil. Internet Retailer calcula que las ventas a través de dispositivos móviles alcanzaron 220.000 millones de dólares en 2016, un 53% más. En España, por ejemplo, Amazon ha lanzado nuevos servicios, como Prime Now, que funcionan exclusivamente vía app. Mientras, Inditex ha desarrollado su propia aplicación para pagar vía móvil en sus tiendas.
Además, Martín destaca que las empresas empiezan a desarrollar apps para el empleado, evolucionando las intranets actuales y ciertos procesos de gestión y comunicación interna a dispositivos móviles.

FUTURO BRILLANTE

El uso de las aplicaciones no deja de crecer conforme aumenta la adopción de los smartphones. La base instalada de móviles inteligentes y tabletas se acerca a los 3.000 millones de dispositivos en todo el mundo, una cifra que superará los 6.200 millones en 2020.
Así, la economía de las aplicaciones goza de una salud envidiable: en 2016, las descargas en las tiendas oficiales aumentaron un 15% hasta 90.000 millones (con China liderando el ránking), mientras que el tiempo de uso se incrementó un 25% hasta un total de 150.000 millones de horas. Según App Annie, las tiendas de Google y Apple pagaron a los creadores de utilidades más de 35.000 millones de dólares, un 40% más .
Además, las aplicaciones se han convertido en un generador de empleo. PPI estima que se han creado más de 1,6 millones de puestos de trabajo (contabiliza empleos indirectos) en la Unión Europa (más Noruega y Suiza) en este sector, un cifra similar a la de Estados Unidos.

Un filón de negocio para Apple y Google

Según App Annie, las tiendas de apps de Google y Apple pagaron en 2016 a los desarrolladores 35.000 millones de dólares, un 40% más. Desde que se inauguró la App Store en 2008, los desarrolladores para Apple han facturado más de 60.000 millones de dólares (20.000 millones en 2016). Teniendo en cuenta que Apple cobra un 30% de comisión, sus ingresos estimados por este negocio ascienden a 25.800 millones en estos años. Según los últimos datos de Google, su tienda tiene más de 1.000 millones de usuarios activos mensuales y una tasa de descargas anual (en mayo de 2015) de 65.000 millones de utilidades.

El 'boom' de los juegos: de Candy Crush a Pokémon Go

Los juegos son el mayor negocio de las tiendas de aplicaciones, hasta el punto de que suponen el 90% de los ingresos de Google Play. El año pasado, Pokémon Go pulverizó récords al registrar ingresos de 800 millones de dólares en sus 110 primeros días en el mercado. Para comparar, Candy Crush tardó un total de 250 días en alcanzar esa cifra. Que Tencent haya pagado 8.600 millones de dólares (7.804 millones de euros) por el 84,3% de la compañía finlandesa de juegos móviles Supercell (es la mayor operación de la historia en la industria de los videojuegos) ilustra la importancia de este segmento.

La compra también se hace desde el móvil

La compra también se hace desde el móvil Los grandes retailers también apuestan por el móvil, y la mayoría cuenta con su propia app. Las compras desde dispositivos móviles en Amazon España aumentaron más de un 100% el año pasado, aunque la compañía no desglosa el porcentaje que proviene de sus aplicaciones. Por su parte, desde hace ya más de un año el tráfico que recibe El Corte Inglés desde dispositivos móviles supera el que proviene desde ordenadores personales. En Carrefour, por su parte, aseguran que el 60% de las más de 80 millones de visitas que reciben sus webs provienen de usuarios que utilizan dispositivos móviles.

Un canal que gana peso en el mundo financiero

Un canal que gana peso en el mundo financiero BBVA ya cuenta en España con 2,5 usuarios de dispositivos móviles, un 40% más. Por su parte, un 25% de los clientes de ING utilizan exclusivamente el móvil en su relación con el banco. La banca tradicional compite con las fintech en el desarrollo de aplicaciones móviles atractivas para los usuarios. Por ejemplo, este último año, en España se ha producido una explosión de aplicaciones para pagar entre particulares. El uso de las apps es común a otras empresas de servicios. Por ejemplo, en Endesa aseguran que en el último año el 25% de las gestiones se realizaron a través de su aplicación para móvil.

Las redes sociales lideran las listas de descargas

Las aplicaciones de redes sociales y mensajería instantánea son las más descargadas por los usuarios en las tiendas de aplicaciones. Según el ránking de App Annie, los primeros puestos están copados por Facebook, WhatsApp, Facebook Messenger, Instagram y Snapchat. El tirón de las aplicaciones de mensajería se refleja en las valoraciones de estas compañías. Por ejemplo, Snap ha iniciado los trámites para su salida a Bolsa, una operación en la que la compañía será valorada en hasta 22.200 millones de dólares. Hace dos años, Facebook pagó 21.800 millones de dólares por WhatsApp.


Comentarios

Entradas populares