Un 'fortín' llamado Suecia: una pequeña economía que resiste cualquier asedio

Suecia es uno de los pocos países de la Unión Europea que ha logrado superar con holgura el PIB per cápita previo a la crisis, todo un mérito teniendo en cuenta el fuerte crecimiento de su población. Esto, junto a otros indicadores relevantes que están destacando en el país nórdico, ha llevado a los economistas de la OCDE a preguntarse cómo un país de ese tamaño puede batir con tanta diferencia a sus vecinos y socios europeos. | Suecia registró en 2016 un aumento poblacional récord por la llegada de refugiados
A pesar de los flujos migratorios y el crecimiento de la población, la tasa de empleo está por encima del 80%, sólo superada en Europa por Islandia y Suiza. Además, la productividad por hora trabajada está creciendo por encima de la media de los países desarrollados. Los últimos datos muestran un avance del 2,4%, mientras que en la Eurozona el crecimiento es del 0,9%, en Dinamarca del 0,5%, en Alemania del 1,2% o en Finlandia del 0,3%, según datos de Eurostat referentes a 2016.

Christophe Andre, economista de la OCDE, cree que estos datos "plantean la cuestión de como una economía pequeña y abierta, que dependen en gran medida del comercio exterior es capaz de prosperar en el actual entorno económico".

La economía sueca no se está resintiendo a pesar del lúgubre entorno que rodea al país. Noruega está teniendo problemas para recuperar el ritmo de crecimiento previo a la crisis, mientras que el desplome del petróleo tampoco ayuda a esta economía. Por otro lado, Finlandia sigue inmersa en una mini-crisis que ha dejado al país en una situación compleja que combina muy bajo crecimiento y un desempleo creciente.

Comentarios

Entradas populares