viernes, 30 de junio de 2017

Las aerolíneas ganarán un 30% más por la caída del petróleo

Los analistas han incrementado las estimaciones desde que empezó el declive en el precio del crudo a principios de año. El petróleo es uno de los mayores costes de las aerolíneas, por lo que un abaratamiento del mismo suele derivar en un incremento en los beneficios de estas compañías. Es por esto por lo que, desde que comenzó el declive en el precio del crudo a principios de año, para el sector de las aerolíneas los analistas han incrementado sus estimaciones de beneficio neto para este ejercicio en torno a un 30 %.

El petróleo es uno de los mayores costes de las aerolíneas, por lo que un abaratamiento del mismo suele derivar en un incremento en los beneficios de estas compañías. Es por esto por lo que, desde que comenzó el declive en el precio del crudo a principios de año, para el sector de las aerolíneas los analistas han incrementado sus estimaciones de beneficio neto para este ejercicio en torno a un 30 %. 
En este sentido, entre las empresas europeas más importantes, destaca Air France, cuyo incremento supera el promedio: la media de firmas de inversión ha elevado en más de un 60 % sus estimaciones de beneficio en poco más de 6 meses. Además, los analistas estiman que, de cara a 2019, las ganancias sigan in crescendo hasta superar los 700 millones de euros.
Esta es una de las razones por las que su PER (número de veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción) es de 6,4 veces, el más bajo de entre las cuatro grandes compañías europeas del sector.
Desde el inicio de la última caída del precio del petróleo, la aerolínea ha experimentado una subida en bolsa de casi un 130 %, lo cual significa que el precio de sus acciones se ha más que duplicado. Los expertos no han mejorado tanto sus valoraciones por lo que ya no ven potencial en la compañía, sino que creen que sus acciones están sobrevaloradas, y que el nivel al que cotizan debería ser un 18 % inferior para alcanzar su precio objetivo.

Con un incremento de las estimaciones de beneficio para el presente año ligeramente inferior al de Air France se encuentra Lufthansa. A pesar de que el consenso de expertos que la sigue espera que, de cara a los próximos tres años, sus beneficios se reduzcan más de un 15 %, hasta los 1.500 millones, las estimaciones para este 2017 son positivas, dado que se han incrementado casi un 50 %, hasta cerca de los 1.400 millones.
Desde el comienzo del declive del petróleo, la firma ha experimentado una subida en bolsa de más de un 57 %, encontrándose a un 1,2 % de marcar máximos no vistos desde el año 2014. 
Por su parte, IAG muestra un incremento en las estimaciones de beneficio de casi un 19 % desde la caída del petróleo, y se estima que los beneficios sigan aumentando cerca de un 28 % de cara a los próximos tres años. Además, la firma experimentó una subida en bolsa de un 32 % hasta alcanzar máximos a finales de mayo. Los expertos ven en ella un potencial de un 8 %, considerando así que, de cara al próximo año, el precio de sus acciones debería superar los 7 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La economía británica creció el 0,3 % en el segundo trimestre

Londres, 26 jul (EFE).- El producto interior bruto (PIB) británico creció un 0,3% en el segundo trimestre de 2017 respecto a los tres meses...