España, relegada en el ránking mundial: será la 15º economía

Hasta 2009, España, que llegó a ser la octava del planeta, formaba parte del 'top ten' de grandes potencias. Desde 2021, pasará a la 15º posición.

La recuperación económica de España se queda corta. Las tasas de avance del PIB estimadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) le dejan en muy buen lugar en el escenario europeo, pero esa nueva velocidad de la economía nacional no es suficiente como para mantener su poderío en el ránking de las mayores potencias del mundo.



El descenso es evidente. España, que llegó a colocarse como la octava economía del planeta antes de la recesión, caerá hasta el 15º puesto a partir del año 2021, lo que supone su peor registro desde al menos 1980, el año en el que el FMI comenzó a elaborar sus estadísticas.

Los cálculos realizados por EXPANSIÓN a partir de las previsiones que acaba de publicar el Fondo dejan así por delante de España a países que históricamente le iban a la zaga, como Rusia, Australia o Indonesia. En 2007, la economía nacional llegó incluso a rebasar a India (ahora sexta), Brasil (8º), Canadá (10º) o Corea (11º).

El deterioro ha sido progresivo. Desde comienzos de siglo y hasta 2009 España logró siempre mantenerse dentro del top ten mundial. Ya fue a partir de entonces cuando salió de esa elite hasta situarse en este 2017 en la 14º posición, puesto que también tenía en los dos ejercicios previos y que mantendrá hasta 2019.

Es entonces cuando el salto de Indonesia provocará en 2021 una nueva caída de España hasta ese 15º lugar, con un PIB de 1.411 millones de dólares (1.315 millones de euros). Entre el resto de cambios, destaca el caso de Rusia, que adelantará a Corea este año para colocarse decimoprimera.

Pero no es ése el mayor relevo: la protagonista es India, que rebasará a Francia también en 2017 para situarse como sexta economía del mundo. En 2018, India sobrepasará asimismo a Reino Unido y será quinta. Ya en 2022 se alzará como la cuarta potencia al superar también a Alemania, quedando, por tanto, sólo por detrás de EEUU, China y Japón.

Esta estimación corresponde al cálculo en función del PIB en dólares corrientes, la más popular en la arena política. Es, de hecho, la que utilizó en 2007 el entonces Gobierno socialista para presumir de la buena posición de España en la clasificación económica mundial antes de la fuerte recesión. Entonces, en palabras del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, el país participaba en la "Champions League de las economías mundiales", torneo en el que era el país que "más partidos gana, la que más goles ha metido y la menos goleada".



Esa medición en PIB en dólares corrientes no es, sin embargo, la más rigurosa, dadas las distorsiones generadas por los distintos niveles de precios de cada país y el tipo de cambio. El problema es que los datos en paridad de poder de compra, que filtran ese efecto, reflejan también el descenso nacional.

España, que antes de la crisis estaba en el 12º puesto en esta clasificación, está ahora en el 16º, con lo que ha bajado una posición respecto a lo que estimaba el FMI el pasado octubre. La caída se debe al ascenso de Turquía, que ha pasado de la 18º posición a la 13º, superando así también a Corea y Arabia Saudí. Se mantendrá así hasta 2021, ejercicio en el que incluso logrará rebasar a Italia, mientras que España seguirá entonces estancada en ese 16º puesto.

Esto no evita, sin embargo, que la economía nacional continúe batiendo sus marcas y se asiente como uno de los puntales del crecimiento europeo. Llegará a ser incluso el país que más crezca entre las economías avanzadas, aunque el avance sea insuficiente como para superar el auge de otras potencias más dinámicas.
Matiz

Las previsiones del FMI tienen un importante matiz: asumen que nada cambiará en el futuro de los países analizados. En el caso de España, no tienen en cuenta el Plan Nacional de Reformas 2017 que el Gobierno aprobó la semana pasada.

FUENTE

Comentarios

Entradas populares