Colombia: La inflación frenó logros contra la pobreza

 Departamento para la Prosperidad Social de la Presidencia (DPS) prepara la licitación más grande de su historia para contratar servicios que le ayudarán a cumplir su misión. Su valor son $194.000 millones.

Nemesio Roys Garzón,director (e) de esta entidad encargada de la atención de la población de menores recursos en el país, habla de dicha contratación, de por qué la lucha contra la pobreza está teniendo un frenazo en sus resultados y de en qué se invertirán $729.000 millones que adicionó el Gobierno a su presupuesto para el 2017.

¿Cómo es la licitación?

Se trata de una licitación de la Red Unidos, que es la estrategia de acompañamiento que tiene Prosperidad Social para la población que está en pobreza extrema. En ella, los cogestores son los que visitan familia a familia para ese acompañamiento. Primero hacen un diagnostico de las condiciones de vida –como estado de la vivienda, acceso a la educación y salud, etc– y luego esto sirve para que nosotros y los ministerios orientemos cada programa de los que se enfocan a los más pobres.

Ya están publicados los primeros términos de referencia y es para seleccionar los operadores por cada uno de los 32 departamentos en el país, pero puede haber algunos que ganen varias regiones. 

¿Cuántos cogestores son?

El número de cogestores de la estrategia será de 7.000, para atender a 1‘060.000 hogares.

¿Quiénes se pueden presentar?

Va dirigida a operadores sociales, entre los cuales están las ONG, fundaciones y corporaciones, que son las que tienen experticia en el acompañamiento social. Deben tener experiencia en el sitio donde aspiren a operar. Se espera que dure unos tres meses hasta hacer la selección como tal, de suerte que en julio debe estar la adjudicación.

¿Para cuánto tiempo es?

Para un año, con probabilidad de adicionarle los meses que faltarían de la administración Santos, hasta agosto del 2018. El nuevo gobierno haría una licitación diferente.

Otro tema muy importante es que se ha duplicado el cupo de los cogestores étnicos, para atender situaciones difíciles como la de La Guajira.

¿Cuántos serán?

En total pasaríamos de 800 de estos cogestores a unos 1.100, para La Guajira, Chocó y Vichada, pero donde más habrá será en La Guajira, donde pasamos de 210 a 400, con el fin de tener una mayor penetración. 

¿Cómo están las cifras de pobreza en el país?

El Dane publicó hace un mes las cifras de pobreza monetaria que muestran como se paró la reducción en la pobreza. En el 2010 era el 37%, e íbamos en 27,8% en el 2015. Pero si vamos a pobreza extrema pasa de 7,9 a 8,5%.

¿Por qué el estancamiento?

Por el tema inflacionario. Entre más bajo sea el ingreso, más duro pega, porque cuando se tiene pérdida de capacidad adquisitiva y tu ingreso solo te da para lo básico, se genera un mayor impacto que en el que tiene un ingreso medio o medio-alto, porque en esa ultima categorías tú tienes privaciones que puedes asumir, pero en la pobreza extrema cualquier cosa que le quites es sensible.

¿Y qué hará el Gobierno?

Lo que uno tiene que hacer en estos casos es fomentar programas de generación de ingresos, que actúan sobre la pobreza monetaria. Hay otros factores que no tiene en cuenta este índice. Por ejemplo, si hoy estás con un trabajo, lo pierdes y luego de seis meses o un año no lo vuelves a conseguir, inmediatamente caes a pobreza, porque tu ingreso desaparece. Por eso Colombia desde el 2010 implementó el índice de pobreza multidimensional, al igual que el de pobreza monetaria.

La multidimensional sí la hemos bajado. Por eso cuando las cifras salieron eran agridulces, porque la cifra de ingresos se estanca, pero la de pobreza multimodal continúa en es tendencia decreciente. Hemos pasado de 30% de pobres multidimensionales en el 2010 al 20,2% en el 2015 y en el 2016 la medición dio 17,8%.

¿Cuál es la razón?

Esto significa que los programas del Gobierno Nacional, como el de vivienda gratuita, los de mejoramiento de vivienda, la cobertura en salud y en educación, han tenido un impacto.

¿Qué harán con los recursos de la adición presupuestal?

La proyección inicial del presupuesto eran 2,5 billones de pesos, lo que significaba un recorte cercano al 35% y ahí defendimos el tema en el Congreso, hicimos la gestión ante el Ministerio de Hacienda y con la adición que se radicó nos dieron 729.000 millones adicionales, es decir que el presupuesto del DPS este año va a ser de 3,2 billones de pesos. El 96% corresponde a inversión y el 4% a funcionamiento. 

Una parte será para el programa Más Familias en Acción, porque con la reducción del presupuesto no se iban a poder cubrir todas las familias. Además, podremos tener una nueva convocatoria para 25.000 Jóvenes en Acción, un programa que da apoyo en sostenimiento a jóvenes de bajos recursos para que puedan acceder a carreras técnicas, tecnológicas y universitarias. 

También, vamos a atender el programa RESA (Red de Seguridad Alimentaria) que va a personas que no tienen cómo garantizar el alimento, con huertas para su autoconsumo, sobre todo en las áreas rurales. 

¿Algo más?
Otro programa que tendrá recursos adicionales es el de Familias en su Tierra, para víctimas de desplazamiento que retornan. 

FUENTE

Comentarios

Entradas populares