Las grandes empresas de EEUU arremeten contra Trump por su medida migratoria

Los máximos directivos de importantes empresas de Estados Unidos han unido su voz a las críticas que han generado las últimas medidas migratorias del presidente Donald Trump, que además generaron este lunes caídas bursátiles.
"No es una política que apoyemos", afirmó Lloyd Blankfein, director general de Goldman Sachs, líder mundial de banca de inversión, en un mensaje enviado a sus empleados el domingo por la noche y que ha tenido gran eco en los medios financieros.
Trump anunció el viernes una orden para cerrar temporalmente la entrada a Estados Unidos de refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana, amparándose en la necesidad de proteger al país del posible ingreso de terroristas.
La medida generó un caos en los aeropuertos del país y protestas públicas en muchas ciudades de parte de manifestantes que piensan que la decisión está en contra de la tradición estadounidense de acoger a refugiados y ciudadanos de otros países.
"Para que seamos exitosos, nuestros hombres y mujeres deben reflejar la diversidad de las comunidades y de las culturas en las que operamos", afirmó el CEO de Goldman Sachs al citar uno de los principios que ha venido defendiendo tradicionalmente su firma.
"Eso significa que debemos atraer, retener y motivar a personas de muchos orígenes y perspectivas. Mantener la diversidad no es una opción, es lo que debemos ser", agregó el banquero estadounidense citando esos fundamentos.
Una posición parecida reflejó el grupo Ford, la mayor firma del sector automotor en Estados Unidos, que destacó la "rica diversidad" que viene defendiendo esa firma dentro y fuera del país y "el respeto para todas las personas".
"Por esa razón no apoyamos esta decisión o cualquier otra que está en contra de los valores que mantiene la compañía", sostiene un mensaje dado a conocer por el director general de Ford, Mark Fields, y el presidente ejecutivo, Bill Ford.

"Apple no existiría sin la inmigración"

Las reacciones de los máximos directivos de firmas clave en el mundo de los negocios de Estados Unidos se suman a comentarios parecidos de importantes empresas tecnológicas que se conocieron el pasado fin de semana. "Apple no existiría sin la inmigración", aseguró Tim Cook, máximo responsable de la firma con la mayor capitalización bursátil de Estados Unidos, que hace pocas semanas se reunió en Nueva York con Trump.
En términos parecidos se expresó el director general de la firma Google, Sundar Pichai, quien recordó que "durante generaciones este país ha sido el hogar de inmigrantes" como uno de sus empleados afectados por la medida.
La cadena de cafeterías Starbucks no solo expresó su oposición a la orden ejecutiva de Trump, sino que también anunció su intención de contratar en los próximos cinco años a unos 10.000 refugiados en los 75 países donde opera.
"Vivimos tiempos sin precedentes en los que se está poniendo en duda el sueño americano que nos obliga a posicionarnos y a no permanecer callados ante la incertidumbre que despiertan las medidas de la nueva administración", afirmó el CEO de Starbucks, Howard Schultz.
Las reacciones se hicieron notar en Wall Street, poco amigo de la inestabilidad política y que ha visto con preocupación las señales de caos que hubo en algunos aeropuertos del país en las últimas horas y las repercusiones políticas.

Los analistas del mercado destacaron que la decisión fue anunciada e implementada muy rápidamente, despertando los temores que tenían Wall Street sobre el carácter temperamental de Trump durante la campaña electoral. "Las preocupaciones sobre Trump están empezando a asentarse", afirmó el economista jefe de la firma First Standard Financial, Peter Cardillo.
Fuente: AQUÍ>

Comentarios

Entradas populares