viernes, 25 de enero de 2008

La historia del café y su importancia económica

Por Deybi Morales
Estudiante de economia de la UCA Nicaragua

El café es una de las bebidas degustadas en las mesas nicaragüenses. Se toma normalmente acompañado con unos ricos nacatamales preparados los fines de semana. El café no solo tiene un valor tradicional en las mesas sino que también tiene un gran valor económico ya que es el primer producto de exportación en Nicaragua. Según cifras del Banco Central en el 2005 las exportaciones de café en granos llegaron a un 14.4% de las exportaciones totales, tal dato llega a alcanzar la mitad de las exportaciones agrarias.

El significado económico del café es de casi cien años en la historia agropecuaria de Nicaragua. Los que me lleva ha realizar un análisis rápido del gran valor económico del café y su crisis en la cosecha del 2000/2001. Analizaremos el por que esta crisis afectó de manera tan inesperada a nuestros caficultores, dejando a miles de personas en total desempleo con la necesidad de emigrar a Costa Rica.

A la mitad del siglo XIX los países industrializados empiezan a demandar materias primas para seguir produciendo. Entonces empezamos a ver un fenómeno conocido como “la especialización ó mejor dicho división internacional del trabajo”. Es decir, los países querían participar de esta segunda revolución industrial y la única forma de hacerlo era ofertar los insumos que tanto demandaban las industrias. Entonces cada país empezó a desarrollar el sector en donde tenía ventajas. El sector más común fue el agropecuario, pues Nicaragua no tenía los recursos necesario para proveer de materiales para las producciones.

Los centroamericanos habían hecho del añil un producto de exportación pero al aparecer el añil químico, se empezó a busca una nueva alternativa. Este sustituto tenía que ser el cultivo de café. Ya que empezaba a verse una creciente demanda del mismo en los países industrializados. Como consecuencia subió el precio del grano en el mercado mundial. Bien, durante el año de 1870 el café representó en Costa Rica un 90% de las exportaciones.

Nicaragua seguía exportando añil, hule, oro y otros productos agrícolas y artesanales. Una economía heredada de la colonia. Sin embargo, los agricultores nicaragüenses empezaron a interesarse en el éxito del café. Aquí notamos la importancia de café en el desarrollo de la agroexportación en Nicaragua.

Como un estímulo a la producción del café se promovieron políticas con respecto a las tierras y el trabajo de los obreros. Primero, las tierras fueron privatizadas y en segundo lugar se empezó a disciplinar a los trabajadores (con el enganche, se le adelantaba sus pagos; muchas veces fueron llamado vagos). Las privatizaciones de las tierras provocaron conflictos tanto con la iglesia católica como con las comunidades indígenas. El cultivo del café empezó a sustituir a los granos básicos dejando sin seguridad alimentaria a muchos campesinos. Todo este proceso se dio durante los “treinta años conservadores” y el gobierno de José Santos Zelaya.

El producir café generaba beneficios económicos a los grandes caficultores no así, a los pequeños; los cuales quedaban endeudados con los grandes, al tener que pedir prestado para continuar sus cosechas. Al contrario, la oligarquía cafetalera (conformadas por grandes empresarios agrícolas, prestamistas y comerciantes) logró amasar importantes fortunas.

No fue hasta los años 60 del siglo XX, cuando aumentaron las cosechas del café incluso llegando a alcanzar su record en las cosechas del 1982 y 1983 (1, 568,400 qq oro). Años de buenos precios internacionales así como el interés del gobierno para apoyar la producción. Pero pronto llegó la guerra y las confiscaciones de haciendas. Esta inseguridad afectó las cosechas del café a finales de los años 80.

Llegado los años 90, en el momento en que se buscaba restaurar la paz en el país; la entonces presidente, Doña Violeta Barrios de Chamorro otorgó tierra a los desmovilizados. Esto incentivó la entrada al negocio del café a personas inexpertas en el asunto. Por consiguiente las fincas de café destruidas fueron entregadas a sus antiguos dueños o repartidas entre los campesinos. Entonces las haciendas cafetaleras tuvieron que empezar desde cero. Volvemos al cultivo del café obteniendo excelentes precios, ya en 1997 el precio alcanzó los 150 centavos de dólar la libra.

Desde 1997 los precios del café empiezan a disminuir hasta descender a los 52 centavos de dólar la libra, en las cosechas 2000/2001. El costo de producir esa libra en Nicaragua oscilaba los 65 centavos. Como consecuencias las perdidas eran de 13 centavos de dólar. Pérdidas que se notaron en la quiebra de muchos caficultores y los desempleos de muchas personas.

Todos saben que esta crisis mundial del café se debió a una sobreoferta. El mercado quedó saturado por lo que había un excedente de oferta que redujo los precios internacionales del café. Se estima que se habían producido 113 millones de sacos, mientras el consumo mundial se cifraba en 106 millones de sacos. Este déficit causado por un desequilibrio entre la oferta y la demanda provocó el aumento de la producción de países como Brasil y Vietnam. En primer lugar Brasil expandió su área cosechada y mejoró sus rendimientos por manzana. En segundo lugar Vietnam en tan solo una década había expandido su producción.

Como habíamos notado anteriormente, los altos precios internacionales del café habían invitado a muchos países productores a entrar en la caficultura y a los ya establecidos a expandir su producción. Esto lo conocemos en microeconomía como “entrada”. Los beneficios económicos obtenidos por los caficultores establecidos habían impulsado a otros a entrar en este mercado. Como consecuencia de la entrada de muchos productores, tenía que aumenta la producción hasta un punto en que los precios tuvieran que caer pues el mercado estaba saturado.

Como resultado de esta caída en los precios internacionales, se redujeron los beneficios económicos hasta convertirse en pérdidas económicas para los productores. Debido a esto se dieron las “salidas”, lo que más tarde se reflejaría en una reducción de la producción para que los precios subieran y volviera todo a la normalidad.

La “salida” en Nicaragua no solo fue el retiro de muchos caficultores sino que también se reflejo un impacto muy dañino en la economía nacional. Sabemos que el café es el producto número uno en las exportaciones y que durante la historia se ha mantenido como un cultivo muy importante, de una tradición de mas o menos cien años.

Al suceder esta crisis del café se dejó en la quiebra tanto a productores como a exportadores que compraban por adelantado la cosecha. Debido a esto los pequeños caficultores fueron los más afectados, en número fueron uno 28 mil de ellos, los cuales representaban el 60% de los productores. Estaban endeudados y no podían saldar sus deudas con la banca privada, como resultado algunos tuvieron que entregar sus tierras a las casas comerciales y a los bancos.

El cierre de algunas haciendas cafetaleras y la reducción de la cosecha de las que habían quedado se reflejaron en el desempleo de muchos trabajadores y pequeños productores. Se dice que el número de empleos perdidos fue de 18,625 durante los años 2001. Obviamente si no había trabajo en los cafetales tenía que aumentar la hambruna, los plantones y las marchas. Otras de las consecuencias de este desempleo fue el disparo de la emigración hacia Costa Rica en busca de oportunidades de empleos.

Todo esto fue una pesadilla, y la ayuda del gobierno estuvo dirigida al debilitado sistema financiero sin contemplar el acceso de crédito a los pequeños caficultores. El impacto económico fue tan grande pues la producción del café en Nicaragua tenía y tiene serios problemas. El problema más común es el gran número de pequeños caficultores con bajos rendimientos. Actualmente los rendimientos son muy bajos (5qq por manzana). El problema es tan grande pues poseen el 55% de la superficie cultivada. Imagine cuánto se produciría si se obtuvieran mejores rendimiento.

Nicaragua podrá tener un café de altura, de sombra, con abundante mano de obra y suficientes lluvias. Las exportaciones de este cultivo pudieron ocupar el primer lugar con un 14.4% en la exportaciones del 2005. Pero sus rendimientos son los más bajos de Centroamérica (un promedio de 11qq/mz). ¿A qué se debería este bajo rendimiento? Viéndolo desde el ámbito de la producción, tiene que ver con la falta de tecnología por lo que hay un uso ineficiente de los factores productivos.

Además de la falta de insumos, los pequeños agricultores son analfabetas técnicos. Es decir, si no reciben supervisión técnica abandonan las prácticas de producción eficientes. Esto es una de las razones por las que los rendimientos del café no mejoran. Podemos sumarle también la falta de vías de acceso a las cosecha, esto impide que el café sea cosechado a tiempo, que puedan salir de las haciendas, además que imposibilita que puedan llegar a tiempo al mercado o beneficios.

Debemos cambiar esta realidad si no queremos afectar el 32% de los empleos rurales. El poder cambiar esta realidad depende del gobierno presente ¿Cómo? Facilitando el acceso al crédito de los pequeños caficultores. Pues una manera de mejorar los rendimientos es introduciendo los insumos necesarios, que permitan la eficiencia en la producción.

Nuestro café es preferido por las características antes mencionadas. Pero del año 2000 al 2004 la exportación ha decrecido. Puede deberse a la diversificación que está experimentando las exportaciones de Nicaragua también al bajo precio del café desde su crisis, pues se dice que se ha crecido en número pero no en valor. En datos, el 36% de nuestras exportaciones de café llega a los Estados Unidos, un 14% a Alemania y el resto a otros.

Algunos caficultores tienen el temor de volver a vivir la crisis del café y no poder superarla. Por lo que han decidido producir cafés especiales. El café especial se vende a un mejor precio, permitiendo cubrir hasta los costos de inversión. Crea un nuevo mercado para consumidores especiales que desean la calidad, estos consumidores se suman a la demanda del café. Son taza de excelencia, café orgánico, café justo, café amigable con la naturaleza los que esta dando valor agregado al cultivo del café. En el 2004 la producción de cafés especiales representó un 10% de la producción mundial de café.

En este escrito he querido mostrar la importancia económica de este cultivo y el por qué su primer lugar en las exportaciones nacionales.

Hemos analizado la importancia del café así como su larga historia en Nicaragua. Pero vimos que pasa por muchos problemas entre ellos las variaciones en sus precios, los bajos rendimientos, la falta de caminos, tecnología, etc. También analizamos un poco la crisis del 2000/2001 y su impacto económico en Nicaragua. No hemos aprovechado un café de altura, de sombra, ni la ventaja de tener suficiente manos de obra para levantar su cosecha así como las precipitaciones necesarias para el desarrollo del cultivo.

Actualmente la producción del café ha aumentado, no solo por la mejora tecnológica de las grandes haciendas sino fundamentalmente al aumento de las áreas sembrada. Esto se debe revertir para obtener mejores rendimientos por manzana y ser competitivos, así como el incentivar la producción de cafés especiales que puede asegurar el beneficio económico de nuestros caficultores.




Bibliografía:



• Estructura Productiva de Nicaragua. Dra. Róser Solá . 2007


• Historia de Nicaragua. Frances Kinloch Tiejrino. 2006


• LA CRISIS MUNDIAL DEL CAFÉ: UNA AMENAZA AL DESARROLLO SOSTENIBLE Por Néstor Osorio, Director Ejecutivo de la OIC
Comunicación a la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, Johannesburgo, 2002

• Crisis del Café igual pobreza. Intermón Oxfam

• El café y su impacto ambiental en Nicaragua. UNICAFE
Ing. Miguel Bolaños Ortega.

4 comentarios:

  1. pponer una parte mas sobre el cafe

    ResponderEliminar
  2. un buen comienzo, pero el analisis economico es un poco simplistico. Hay un libro que lo puede conseguir en la biblioteca de Nitlaplan llamado La Paradoja del Café. Tambien hay un par de articulos por Jose Luis Rocha en Envio que tienen un buen analisis de la crisis.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la crítica y sugerencia estimado anónimo. Mejoraremos el análisis.

    ResponderEliminar

Feature Miguel de Arriba

Loading...

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Asegúrate de confirmar en tu email

Followers