La Fed tiene todo listo para subir las tasas de interés de EEUU

(AFP) - La Reserva Federal (Fed) tiene listo el escenario para subir el miércoles las tasas estadounidenses de interés gracias al apogeo del empleo y el optimismo que impera en los mercados desde que asumió el presidente Donald Trump.



Si el banco central necesitaba un empuje, este le llegó el viernes cuando el mercado laboral mostró en febrero una fuerte creación de empleos y una caída en una décima de punto porcentual a 4,7% de la tasa de desempleo.
Ya antes de ese informe y a pesar de interrogantes sobre la agenda económica de Trump, influyentes miembros del comité de política monetaria de la Fed (FOMC) dieron señales claras de que las tasas pueden ser aumentadas.
El FOMC iniciará su reunión de dos días el martes y al día siguiente anunciará su decisión.
El vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, dijo que los miembros de la entidad hicieron un "conciente esfuerzo" para avivar las expectativas de la gente. "Y yo estoy a punto de sumarme", dijo.
Analistas dicen que la Fed alcanzó ya las metas de empleo e inflación a pesar de otros datos económicos no tan buenos.
"Realmente es una decisión simple", dijo a la AFP Mickey Levy, economista de Berenberg Capital Markets. "Virtualmente (la Fed) ya alcanzó su doble mandato", de cuidar el empleo y la inflación, afirmó.
El viernes una encuesta de la Fed mostraba que el 93% del mercado cree que se anunciará un aumento tasas de 0,25 puntos porcentuales.
La mayor economía del mundo crea sin cesar empleos desde mediados de 2016 y la tasa de desempleo permanece por debajo de 5% desde mayo pasado.
Por el lado de la inflación, el indice de precios de consumo registró su mayor ritmo anual en 4 años y se situó en 1,9%, arañando la meta de 2% que la Fed considera ideal.
Además la confianza de los consumidores llegó en febrero a su punto más alto en 15 años.
MOTIVOS DE CAUTELA
Pese a ese escenario, el gobernador de la Fed, Lael Brainard, observó que aún queda "espacio para una mayor mejora de la economía".
Brainard observó que la inflación subyacente, la que excluye precios volátiles como los de alimentos y energía, ha estado por debajo de la meta de Fed en los últimos 8 años.
Además demasiados trabajadores de entre 25 y 54 años están fuera del mercado laboral e igualmente demasiados empleados a tiempo parcial tienen dificultades para trabajar a tiempo completo.
Steven Ricchiuto de Mizuho Securities admitió que, más allá de empleo e inflación, otros indicadores estadounidenses son menos convincentes.
Mencionó por ejemplo el modesto crecimiento del PBi (1,9%) en el cuarto trimestrE de 2016 y un creciente déficit comercial que seguramente influirá en el crecimiento del actual trimestre.
En enero también cayo el consumo personal en buena medida porque el invierno fue más cálido de lo normal y eso abarató la cuenta de energía de los hogares. También bajó la producción industrial, la venta de autos decepcionó y bajó el inicio de construcción de viviendas.
Más aún, dada la agitación política en el Congreso no es claro cuándo, o si, comenzará la política de estímulos económicos prometida por Trump y que desató euforia en Wall Street.
La Fed ha señalado que podría necesitar aumentar más rápidamente las tasas de interés, si Trump cumple su promesa de rebajar impuestos y aumentar el gasto público.
POLÍTICA DEMASIADO BLANDA
Sin embargo, Levy dijo que, ajustadas por inflación, las tasas son actualmente negativas y la Fed tiene "inflado" su balance a causa de los valores que compró durante la crisis de 2008 como forma de estimular la economía.
"No hay que perder de vista en dónde estamos ahora. Hubo un excesivo afloje monetario", dijo y añadió que aunque no cumpla sus promesas, de todas formas será necesario subir las tasas.
Miembros de la Fed coinciden con eso y señalan que aunque aumenten, de todas formas seguirán siendo bajas y gradualmente se tenderá a que vuelvan a la normalidad.

Comentarios

Entradas populares