El riesgo de caer en pobreza aumentó en Alemania

El riesgo de caer en la pobreza en Alemania se elevó en 15.7 por ciento entre la población en los últimos 12 meses, con lo que el país alcanzó con esa estadística su nivel más alto hasta ahora, informaron hoy aquí las mayores organizaciones civiles alemanas que se ocupan de ese problema.

El problema es una paradoja, coincidieron la Asociación Central Paritaria, la Asociación Federal para la Protección de los Niños, la Asociación para Madres y Padres Solteros, la Asociación Federal para la Solidaridad Popular, la Asociación para los Sin Techo y la organización Pro Asyl.
La disparidad social en Alemania ha aumentado en los últimos 10 años, al mismo tiempo el nivel de desempleo es el más bajo desde la unificación nacional (6.3 por ciento), y el consumo es el pilar del crecimiento de la economía alemana junto con la exportación.
El país es tres años después de la crisis económica y financiera global en 2008/2009, la potencia económica de Europa, con cuentas públicas totalmente equilibradas. El país no necesita desde hace tres años adquirir nueva deuda para financiar su presupuesto público anual. La recaudación fiscal va de un récord al alza tras otro.
Todas esas organizaciones participaron en la elaboración del reporte que este jueves se presentó en conferencia de prensa en Berlín. Señalaron que el incremento de la pobreza y de quienes están en riesgo de caer en ella es una tendencia que se registra en Alemania desde hace varios años.
Las asociaciones demandaron del sector político una actuación decidida en la política laboral, en la construcción de vivienda, en la educación y en los servicios sociales que otorga el Estado para ese sector de la población.
Apuntaron que la condición para una resuelta ofensiva para combatir la pobreza en el país es un riguroso cambio de dirección en las políticas fiscal y financiera.
En el lapso de los últimos 10 años se constató que la pobreza disminuyó en los cinco nuevos estados alemanes, el territorio que antes fue la ahora desaparecida República Democrática de Alemania.
Al mismo tiempo la pobreza avanzó en nueve de los 11 estados germanoccidentales, que son los que tienen un alto grado de industrialización. Las excepciones fueron los estados de Bavaria y de Hamburgo.
De acuerdo con los estudios estadísticos en los que se basó el reporte, el riesgo de caer en la pobreza es entre los desempleados de 59 por ciento, entre las madres y padres solteros es de 44 por ciento, entre las familias con muchos hijos en 25 por ciento.
Para la gente con un bajo nivel de preparación el riesgo afecta al 32 por ciento, entre los extranjeros es el 34 por ciento, entre los pensionados la cifra se ha elevado mucho y el 49 por ciento de ese grupo social está en riesgo de caer en la pobreza.
En Alemania se hace legalmente una distinción entre quienes están a nivel de la línea de la pobreza, quienes están por debajo de esa línea y quienes están en riesgo de caer en la pobreza.
Esa clasificación se calcula en base a los ingresos personales y determina qué tipo de apoyo social se recibe del Estado
De acuerdo a los lineamientos legales en el país, quienes reciben un ingreso de poco más de 600 euros mensuales están en la línea de la pobreza. Quienes reciben menos de esa cantidad, son pobres. La pobreza afecta a casi 16 por ciento de la población alemana, que es de 82 millones de personas.
Otros sectores de la sociedad alemana no están de acuerdo con esa clasificación y pidieron reducir las cifras de pobres y de quienes están en riesgo de caer en la pobreza solo a las personas que están en la miseria, es decir, por debajo de la línea de la pobreza.

Se considera miseria cuando la gente vive de recoger botellas vacías en la calle para obtener algo de dinero en las máquinas automáticas para su reciclamiento, o quienes viven debajo de los puentes de las ciudades o en los túneles del metro, gente a la que le hace falta lo necesario para vestirse y alimentarse.

Comentarios

Entradas populares