Diccionario del mundo Trump


La fractura que vive EE UU no es política, sino social. Ha sido la campaña de 2016 la que ha revelado que mientras unos leen The New York Times, viven en grandes urbes y hacen yoga, otros ven Fox News, escuchan música Country y practican la caza. Este es un diccionario con otros de los elementos del mundo más Trump:

La rana Pepe
Desde 2005 hasta el pasado septiembre, el conocido meme de la rana Pepe era una figura inocente, utilizada por jóvenes para expresar situaciones cotidianas. Pero un sucesivo uso inadecuado de la imagen por grupos de extrema derecha —y fieles seguidores de Trump— provocaron que a finales de septiembre 2016 la Liga Antidifamación declarara el meme como un símbolo de odio.



El símbolo, acaparado por el movimiento proTrump, llegó incluso a manos de Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente, que tuiteó una imagen de Trump y varios de sus aliados. Uno de ellos era la rana Pepe. Durante la inauguración muchas personas portaban pequeñas insignias con la imagen de la rana.

La República de Kekistán
Es una comunidad online que nació en 4chan, un foro en Internet que permite a cualquier persona publicar textos o fotos, que emula el funcionamiento de un Estado, se autodenomina como un grupo de “compartidores de mierda (online)”, y considera a Trump como uno de sus Dioses Emperadores.
A finales de enero, el youtuber Sargon of Akkad, consideró que el conjunto de seguidores de la comunidad cuadraba con la definición de “etnia” del censo británico, por lo que los inscribió como “Kekistanis”. Desde entonces, los creadores de la comunidad escribieron un manifesto e inauguraron una página web así como una cuenta de Twitter. En su realidad ficticia, la autoridad suprema es “Kek” (algo indefinido) y el profeta la Rana Pepe.

“Somos los Dioses de la guerra de los memes” lee su web. El objetivo de los “Kekistanis” es promover ideas de la derecha radical a través de elementos racistas o de odio. Defienden que la Rana Pepe fue declarado símbolo de odio por la presión de la demócrata Hillary Clinton, su eterno rival.
Breitbart News
La publicación Breitbart, de extrema derecha, acaparó importancia durante los meses de la campaña de Trump tras éste nombrar como asesor cercano a Steve Bannon, el director ejecutivo de la publicación. Se considera una de las webs de referencia para la extrema derecha blanca nacionalista. Y Bannon es ahora uno de los estrategas más próximos al presidente Trump.

Pizzería Comet Ping Pong
Durante meses, a lo largo de la campaña, un rumor sobre la existencia de una red de pedofilia que involucraba a Hillary Clinton y otros demócratas. La conspiración falsa alegaba que esta actividad sexual se realizaba en la pizzería Comet Ping Pong, en Washington. La historia se viralizó por círculos de la extrema derecha y desembocó en la detención de un hombre que disparó varios tiros en el lugar al que acudió para “investigar” los hechos.

Mike Cernovich y otros líderes de la ultraderecha online
La campaña de Trump facilitó la aparición de decenas de trolls, o personas de ideologías radicales, que se crearon un hueco en las redes sociales para alimentar las bases más extremas de la ciudadanía. Mike Cernovich fue uno de los iconos: realizó una guía de seis pasos para crear una dictadura fascista, aumentó su popularidad en Twitter difundiendo mensajes falsos y conspirativos sobre Hillary Clinton, y escribió un libro titulado con el lema de Trump (Make America Great Again).

Además de Cernovich, otros bloggers anónimos se han hecho populares en la era Trump a base de opiniones racistas, violentas y conspiraciones. Uno de ellos es Bill Mitchell, un desconocido empresario de Carolina del Norte que se hizo famoso por tuitear hasta 270 mensajes diarios insultando a los medios y la ciudadanía que rechaza a Trump. Mitchell ahora tiene un programa de radio y cerca de 200.000 seguidores en Twitter.

David Duke, que fue la figura principal del Ku Klux Klan, el grupo supremacista blanco por excelencia en EEUU, también utilizó su perfil online para rescatar los ideales de la derecha radical.
Richard Spencer, el National Policy Institute y “Heil Trump”

El National Policy Institute (NPI) se describe como “una organización independiente dedicada a la herencia, identidad, y el futuro de la gente de descendencia europea en Estados Unidos”. Su líder, Richard Spencer, utilizó la candidatura de Trump como altavoz para propagar la supremacía blanca y valores neo-nazis.
Días después de la elección de Trump, Spencer lideró en Washington una conferencia de supremacistas blancos celebrando la elección de Trump en la que él y otros agitadores de su vertiente ideológica fueron grabados realizando el saludo nazi y gritando “Hail Trump”. Spencer, que dijo que los blancos “no se benefician de la presencia de otras razas” y que “son ellos (otras razas) los que necesitan la existencia de los blancos”.

Tila Tequila
Thien Thanh Thi Nguyen, apodada “Tila Tequila”, es una blogger estadounidense de origen vietnamita que, al igual que Cernovich y otros, se popularizó a través de las redes sociales por sus mensajes neo-nazis. Como los demás, apoyó lealmente a Trump y utilizó sus comentarios de tono racista para promulgar una ideología xenófoba y supremacista en las redes.

Tequila participó en la conferencia organizada por el National Policy Institute de Spencer. Días después, en noviembre, Twitter suspendió su cuenta por una serie de tuits pro-nazis. En una foto, se la observa haciendo el saludo nazi junto a otros asistentes a la conferencia.
DICCIONARIO

“Cucks”
Una palabra acuñada por Cernovich para definir, despectivamente, a todo aquel que se oponga a Trump. Spencer y otros agitadores del supremacismo blanco y la derecha radical la usan para describir a periodistas y gente afiliado al Partido Demócrata e ideales progresistas.

White genocide
La concepción falsa, propagada por grupos supremacistas blancos, que alega que la inmigración en masas, la integración de otras razas, el aborto y el descenso de la tasa natalidad, entre otros, son políticas que al ser promovidas en países de predominancia blanca están convirtiendo a los individuos de esta raza en una minoría. Aquellos que creen en esta ideología, consideran que la raza blanca está en declive y bajo ataque. Para ellos, Trump es una victoria de su raza y ofrece la oportunidad de volver a proclamar la autoridad de los blancos en EE UU.

FUENTE

Comentarios

Entradas populares