¿Por qué sólo un 3% de los pilotos es mujer?

enero 21, 2017 0 Comments


¡Dios mío! ¡Es una mujer! Así decidió titular Nancy Bird-Walton (1915-2009), primera mujer piloto australiana y pionera de la aviación comercial, su autobiografía. La expresión venía a cuento porque ésa fue precisamente la frase que le dijo un señor cuando vio que ella estaba a los mandos en la cabina. En una época en la que se creía que las mujeres no tenían las aptitudes necesarias para volar, Bird-Walton nunca cejó en su sueño de surcar los cielos. Tal fue su repercusión que, en 1990, la aerolínea Qantas bautizó un avión con su nombre. El mayor honor que puede recibir un piloto.

Mujeres como ella abrieron el camino para que otras pudiesen dedicarse a la aviación. A pesar de que el panorama ha cambiado mucho respecto a épocas pasadas, en la actualidad en España sólo hay 198 mujeres piloto, de los cerca de 6.000 que existen en nuestro país, según datos del Sindicato Español de Pilotos de Línea Aérea (Sepla). A nivel mundial, sólo el 3% de los pilotos son mujeres. ¿A qué se debe este desequilibrio?
Casi instintivamente lo primero que se piensa es en la dificultad de compaginar la profesión con la vida personal. A continuación, uno se acuerda de la gran presencia de mujeres azafatas y tripulantes de cabina en los aviones. ¿Entonces? José María Tatay, jefe de Enseñanza de la escuela European Flyers (Madrid), el cargo más alto que se puede tener en uno de estos centros de formación, explica: "En su origen, el mundo de la aviación era exclusivamente militar -algo reservado casi exclusivamente a los hombres-. Una vez que se popularizó la aviación civil, sucede que muchos de esos pilotos militares pasaron a los vuelos comerciales". Por lo tanto, durante esa transición, se produjo un parón en la contratación de pilotos y, los que ya había, eran mayoritariamente hombres.
Como en otros sectores, la crisis también afectó a la aviación, lo que se materializó tanto en una menor demanda de profesionales como de cursos de formación. Un panorama que va a empezar a cambiar ya que debido al incipiente crecimiento de pasajeros se prevé que, en los próximos 20 años, hagan falta más de 104.000 pilotos en Europa y unos 610.000 a nivel mundial, según el estudio Pilot & Technicien Outlook (2016). A pesar de ello, Tatay apunta que estos datos son relativos, porque tienen en cuenta los aviones que se van a fabricar pero no los que van a desechar. "Lo que sí está claro es que, como ya ha sucedido en política o medicina, el papel de la mujer será clave", dice el instructor.
¿Cuáles son las aptitudes que debe tener un piloto? "Sobre todo saber trabajar en equipo y no pensar que sólo puede pilotar un avión», afirma. Históricamente, en cabina iban cinco personas: además del comandante y el segundo, el navegante, el mecánico y el responsable de comunicaciones. Ahora, este número se ha reducido a dos, por lo que la compenetración entre ambos debe ser muy fuerte. «Se puede formar a una persona para ser piloto pero, si no sabe trabajar en equipo, esa formación no sirve», señala.

Mayor presencia

En este sentido y aunque parezca un tópico, las diferencias entre ellos y ellas existen. "Siempre se ha dicho que las mujeres son más organizadas y saben hacer dos cosas a la vez, y es cierto. Esto es bueno, ya que en el avión hay que estar pendiente de muchas cuestione", ríe. Diferencias que no se dan a nivel laboral, ya que "no existe desigualdad salarial entre hombres y mujeres piloto", apunta Ariel Shocrón, jefe del Departamento Técnico de Sepla. Eso sí, los sueldos ya no son tan espléndidos como antaño: unos mil euros mensuales para los recién contratados y hasta 10.000 para los comandantes.
Y aunque sigue habiendo menos chicas que chicos en las aulas, su número va en aumento y ya a nadie le asombra la presencia de las mujeres. "En esta promoción de European Flyers hay cinco de un total de 30 alumnos", explica Tatay. Una de ellas es Sidney Baudet (25). "Desde pequeña siempre me ha gustado el mundo considerado tradicionalmente de hombres, como el fútbol, los coches...", cuenta. Por ello, su familia no se sorprendió cuando dijo que quería ser piloto de aviones. Antes de empezar el curso, estuvo trabajando como azafata de vuelo unos años, "para ahorrar dinero y descubrir si verdaderamente me gustaba este mundo". Sus propios compañeros le animaron a cambiar de profesión.
Por su parte, Alejandrina Pardo (23), que ya ha aprobado el curso de piloto y actualmente estudia para ser instructor de vuelo, tenía claro que antes de obtener la licencia quería cursar un grado universitario, algo que cada vez valoran más las compañías. Fue cuando descubrió que la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ofertaba el Grado de Gestión y Operaciones de Transporte Aéreo, que aporta los conocimientos necesarios para ser tanto piloto, como controlador o gestor. "La aviación no es sólo subir a un avión y pilotar; también existe una personal de tierra que se encarga de asistir a los pilotos, una parte administrativa, otra de dirección... Si el día de mañana no quiero volar más, podré dedicarme a todas estas cosas", concluye. El futuro es de ellas.

Cómo conseguir la licencia de piloto

Los cursos de piloto de European Flyers combinan 750 horas de conocimientos teóricos de asignaturas como Medicina, Meteorología o Derecho, entre otras, y 200 de vuelo -primero en avionetas bimotor y después en un simulador de Airbus 320, el único de éstas características en España- y tienen un precio de 72.000 euros. En un tiempo medio de 18 meses, los alumnos están preparados para presentarse a los exámenes oficiales de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) y conseguirla licencia para pilotar. La tasa de abandono es del 1% y la de suspenso, del 5%.
Fuente: AQUÍ>

Deybi Morales

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard. Google

0 comentarios: